Opinión de los lectores, colaboradores y socios

Envíanos tu opinión a través del correo electrónico: info@noescierto.net.
Si deseas comentar o responder a alguna de las opiniones aquí vertidas, indícalo en tu mensaje. Te sugerimos que incluyas en el mensaje tu dirección de @correo si quieres hacerla pública, facilitando así que otros lectores y socios contacten contigo. Te sugerimos que incluyas también un <título> de tu mensaje con el fin de facilitar la gestión de los mensajes. Este foro estará moderado según los criterios siguientes.


29-12-2004

TRIBUNA LIBRE de El Mundo

Gotzone Mora

La deriva nacionalista de los socialistas vascos

En los últimos días y al hilo de la propuesta planteada por el PSE-EE bajo el título Bases para la actualización y reforma del Estatuto de Autonomía se ha producido en los medios de comunicación un cruce de opiniones enfrentadas por parte de personas pertenecientes o cercanas a dicho partido político. Personalmente, en mi condición de afiliada y de concejala electa por esta formación en el Ayuntamiento de Getxo, considero necesario presentar mi opinión a la ciudadanía con la intención, al menos, de que sea cual fuere el rumbo que finalmente adopte el PSE-EE no quepa afirmar la inexistencia de voces críticas en el seno del partido en contra de la citada propuesta.

En mi opinión, la iniciativa adoptada yerra cuanto menos en dos aspectos fundamentales. Por un lado, en su contenido y, por otro, dado el contexto político en el que nos encontramos –lo que puede considerarse al menos tan grave como lo anterior–, en su oportunidad, es decir, el momento elegido para presentar esta propuesta.

En primer lugar, y en lo que al documento se refiere, cabe calificar como de profundamente criticables diversas iniciativas formuladas en el mismo, máxime cuando provienen del Partido Socialista, cuya virtualidad y pretensión debiera ser la de constituir un partido nacional (español, por supuesto, que todo debe puntualizarse dada la inclusión de determinados conceptos presentes en el documento del PSE-EE).

En este sentido, resulta a todas luces improcedente la referencia al concepto de «comunidad nacional» que aparece reiteradamente en el texto. Como brillantemente han señalado Santiago González y Florencio Domínguez en distintos artículos publicados en días pasados, las reminiscencias totalitarias (franquistas y del nacional socialismo alemán) de una expresión como la anterior resultan incontestables y deslegitiman cualquier intento de hacer suyo un concepto tan peligroso por parte de un partido democrático, y más en pleno siglo XXI. Pero, aun aceptando que los encargados de elaborar la propuesta del PSE-EE hayan pasado por alto dicha circunstancia (lo cual en todo caso diría muy poco de su sensibilidad política), este intento de acuñar fórmulas nuevas que pretendan convertir a determinadas comunidades autónomas (Cataluña, País Vasco, entre otras) en entidades de primera dotándolas de un Estatuto federal o confederal y relegando al resto a un papel secundario, merece la mayor de las críticas y descalifica por completo a los autores de un documento como el referido. Formulaciones de este tenor, fomentan lo que se podría denominar como nuevo racismo, totalmente extendido entre los nacionalistas vascos y catalanes y por el cual determinadas autonomías ostentarían un estatus superior al resto de las otras. A mi modo de entender, que un partido como el PSE-EE se sume al mismo barco que los nacionalismos resulta, cuanto menos, lamentable; ahora bien, tampoco sería de extrañar dada la deriva a la que está conduciendo el seguidismo ciego de las ideas del señor Maragall al socialismo vasco. Personalmente considero que si el PSOE asume una propuesta fundada en la aceptación de que el País Vasco es una «comunidad nacional», estará poniendo las bases efectivas para la ruptura de España.

Pero si este primer aspecto del documento causa tanta perplejidad como indignación, existen otros dos elementos de la referida iniciativa que no me resisto a dejar de comentar (lamentablemente, por razones de espacio no puedo extenderme en relación con otras circunstancias que a mi juicio resultan criticables).

En este sentido, la referencia que realiza al régimen de la Seguridad Social no puede por menos que causar asombro a cualquier demócrata convencido de su ideología. Y es que en el documento político del PSE-EE se sugiere claramente que al País Vasco le conviene continuar dentro del sistema general de Seguridad Social y dice textualmente «procediendo a la asunción de la competencia general en materia de gasto y a la cogestión del ingreso, sin romper la caja única», dada la dinámica de ingreso-gasto en la comunidad autónoma del País Vasco y las proyecciones futuras. Es decir, que como la ruptura de la caja única de la Seguridad Social sería deficitaria para el País Vasco y con las cifras sobre la mesa lo será aún más en el futuro, el PSE-EE «se aviene» a que el resto de los españoles financien, en la medida en que haya déficit, nuestro régimen de Seguridad Social, mientras nosotros gestionamos lo que ellos aportan. Hay muchas formas de llamar a alguien tonto, pero pocas tan sibilinas como la que se recoge en el citado documento.

Además del punto anterior, también aparece otro que puede considerarse ciertamente grave. Me refiero, en concreto, al apartado relativo a la Administración de Justicia en el mismo y desde una iniciativa que suscribiría con los ojos cerrados cualquier buen nacionalista, se propone textualmente «la competencia del Tribunal Superior de Justicia para conocer de todos los recursos contra resoluciones judiciales, con la única excepción del recurso para la unificación de doctrina que deberá conocer el Tribunal Supremo». Creo, que ante una afirmación como la anterior huelga más comentarios.

Pero el documento del Partido Socialista de Euskadi, como he planteado al principio, resulta a mi juicio criticable no sólo por el contenido del mismo, sino igualmente por el momento en el que se produce. Ciertamente nos encontramos inmersos en fechas críticas para la estabilidad institucional de la comunidad autónoma vasca con el plan Ibarretxe a punto de ser objeto de debate por el Pleno del Parlamento Vasco. Ante dicha coyuntura, el PSE-EE nos propone un documento que a pesar de que algunos máximos dirigentes han acuñado como «más estatuto» no es otra cosa que «más nacionalismo», con el agravante de que viene avalado por un partido como el PSOE. Lo lamentable e incomprensible es que en un momento histórico en el que el nacionalismo vasco se apresta a romper en bloque con la legalidad constitucional e institucional, la mejor respuesta que se le ocurre ofrecer a la dirección del PSE-EE es un documento que supone de facto la ruptura del constitucionalismo como movimiento de resistencia ante la imposición nacionalista.

Por otro lado, propuestas como la comentada sólo contribuyen a dar la razón a los nacionalistas, pues saben que cada vez que lanzan una ofensiva de máximos siempre tienen al PSE-EE dispuesto a desempeñar el rol de buen samaritano cediendo, al menos, en parte a sus pretensiones (¿no será más bien el tonto útil dispuesto a dejarse utilizar con tal de entrar en el Gobierno de Ibarretxe?).

Quiero mostrar mi total discrepancia con la deriva que están tomando los acontecimientos. Si algo nos han enseñado los últimos 26 años es que el nacionalismo es expansionista e insaciable en sus pretensiones hacía el objetivo final (a saber, la independencia) y que las prebendas que la actual dirección del partido les quieren ofrecer sólo servirán para apaciguar temporalmente sus pretensiones.España no puede vivir en la inestabilidad permanente, no puede vivir condicionada por el chantaje continuo de quienes sólo representan una porción muy minoritaria de nuestra nación. El Partido Socialista no puede, por rentabilidad política, introducirnos a los españoles en semejante deriva.

Gotzone Mora es concejala del PSE-EE en el Ayuntamiento de Getxo
y profesora de la Universidad del País Vasco.



28-12-2004

Entrevista en Diario ABC
Nicolás Redondo Terreros, ex secretario general del PSE-EE-PSOE

«Es el punto final a la historia del Partido Socialista Obrero Español en el País Vasco»

El ex secretario general de los socialistas vascos arremete contra los nuevos tiempos que corren en su partido, y lo hace de forma pública, «para ser más honesto que los que estaban conmigo»

Texto: M. Luisa G. Franco / Bilbao. Nicolás Redondo Terreros esgrime la legitimidad que le da ser fiel a la defensa de España como una nación, que forma parte del patrimonio histórico del PSOE, para criticar la propuesta aprobada por el Comité nacional de su partido en la que se habla de «comunidad nacional vasca».

-¿Hasta qué punto el proyecto de reforma del Estatuto de Guernica que ha aprobado el PSE supone un cambio de rumbo?

-Es el triunfo del sector vasquista del partido y tira por la ventana nuestra historia, escrita por personas como Indalecio Prieto, autor de unas de las más bellas páginas sobre España. No olvidemos que el PSOE es un partido nacional, de izquierdas, que cree en España y en la nación española y jurídicamente una nación no puede incluir distintos proyectos nacionales. Algo así no puede ser decidido en un comité nacional, porque es un punto y final a la historia del Partido Socialista Obrero Español en el País Vasco.

-¿Hay aproximación al nacionalismo?

-Es evidente que se inaugura una nueva estrategia con vocación nacionalista, así de claro y así de sencillo. Cuando se habla de proyecto nacional vasco, de comunidad nacional, se está hablando de nacionalismo. Cosas de las que propone ese documento fueron rechazadas radicalmente por mi partido cuando el PNV negoció con EE y con EA como socios de gobierno. Ahora, en el PSE han tomado terreno los partidarios de una visión nacionalista de la vida política en el País Vasco.

-¿Qué fue lo que rechazó el PSE en aquella negociación con el PNV?

-El que se entendiera la relación del País Vasco con el resto de España como una relación bilateral. Puede haber una relación diferente o especial, como la del Concierto, pero no bilateral. Han optado por la relación confederal con España y eso se discutió con el PNV cuando rechazamos entrar en el gobierno, que finalmente hicieron con EA y EE. No admitimos entonces que se hablara de relación bilateral entre dos realidades distintas, España y el País Vasco, porque no lo son. La nación es España.

-¿Responde el documento redactado por Guevara a la línea de Gemma Zabaleta, que prácticamente no obtuvo apoyos en el congreso del PSE en el que Patxi López le sustituyó a usted como secretario general?

-A lo que no corresponde es a lo que se plasmó por parte de la actual dirección, pero lo que ha ocurrido ya se veía venir. En aquel momento había una gran debilidad del PSE en relación con el PP y se tenían que cubrir y ahora que estamos en el Gobierno es el momento de mostrar sus verdaderas cartas. Desgraciadamente todo lo encubre el tactismo y la vocación de ganar unas elecciones y acceder al poder. El PSE ha optado, con mi radical oposición, a convertirse en un nuevo PSC, con lo cual el PSOE es menos PSOE de lo que era antes.

-¿Qué es lo que más le disgusta de la propuesta de reforma estatutaria?

-El que ponga en duda la nación española. La propuesta que ha hecho Guevara y que se ha aprobado habla de proyecto nacional vasco, de comunidad nacional vasca y, para entendernos, el término nación está relacionado con soberanía y, por lo tanto, la propuesta es una propuesta en la que se interpreta la soberanía española y la nación española a la baja. Si se consolida esto, España será más débil, menos solidaria y menos eficaz y tendrá menos fuerza en el mundo.

-En el último congreso del PSE la actual dirección sólo obtuvo el 64% de los votos. ¿Habrá debate interno?

-No creo, porque ahí hay una conjunción de intereses y el resultado del Comité nacional es explícito y claro. Si los más importantes están de acuerdo con eso, se aprobará. También se aprobó lo contrario hace cuatro años. Gente como algún secretario general del PSE antiguo estaba con lo anterior y está con lo nuevo. Estas son cosas que suceden y que te hacen ser escéptico con la naturaleza humana.

-¿Se refiere a la propuesta «Más Estatuto»?

-Me refiero a la apuesta por la alternativa al PNV.

-Pero Patxi López también se presenta como alternativa al PNV.

-No lo es, porque primero tendría que ponerse de acuerdo con el PP. No es una alternativa al PNV. Eso tiene que quedar claro. Aquí hay un plan Ibarretxe y una alternativa al PNV, que es el Estatuto de Autonomía, y luego hay una tendencia táctica, coyuntural, frívola a mi juicio, de acercamiento a los nacionalistas, que es el documento Guevara.

-¿Qué consecuencias cree que tendrá esa tendencia de acercamiento al PNV?

-La defensa del Estatuto de Autonomía se la dejan a otros. Batasuna no apoyó nunca el Estatuto, el PNV ha ido por el camino que marcó Batasuna y ahora nosotros queremos modificarlo. El único partido político que lo defiende ahora es el PP y supongo que mucha gente en la sociedad vasca que quiere profundizar en la autonomía, pero desde el Estatuto, sin retoques, sin proyectos nacionales vascos, sin comunidad nacional vasca.

-Algunos de los que apoyan el mantenimiento del Estatuto en el PSE, como usted o Rosa Díez, no parecen estar en posición de poder plantear ninguna batalla en el partido, mientras otros como Carlos Totorica, guardan silencio.

-Yo cuando me marché dejé de tomar posición en el partido. Digo lo que pienso y lo digo desde la legitimidad que me da el haber dejado los cargos políticos, pero no estoy en ninguna batalla interna. Por desgracia, los datos que van viniendo me dan la razón en casi todo lo que aconteció alrededor de mi dimisión. En el PSE ha prevalecido una línea y por lo tanto la otra, la que yo representaba y la que salió derrotada, no plantea ninguna batalla interna. Eso sí, siendo más honesto que los que estaban conmigo, diré lo que considero públicamente desde la libertad que me da ser simplemente afiliado.

-Entonces, puede descartarse la contestación interna.

-Parece que todos los dirigentes están de acuerdo, desde Eguiguren a Jáuregui, pasando por Patxi López y Javier Rojo. Los que opinamos de forma distinta quedamos fuera de los órganos de dirección del partido en el último congreso.

-Con esta propuesta, parece que el PSE sólo podría tener a los nacionalistas de socios de gobierno.

-Por eso no hay una alternativa al PNV. Es evidente que la relación presente no es con el PP, por lo que o el PSE saca mayoría absoluta o no hay cambio de gobierno. A mi juicio, estamos consolidando por desgracia y cometiendo un gravísimo error- los próximos 25 años como otro cuarto de siglo de hegemonía nacionalista.


06-12-2004

¿Quedan todavía españoles nacionales de España?

Es increíble que el 75% de los españoles sigamos defendiendo, contra Pasqual Maragall e Ibarretxe, contra viento y marea, (El Mundo, 06/12/04)  que España es una nación, la única nación en el Estado constitucional. Es portentoso que tras 25 años de machacona  insistencia en lo contrario, por parte de infinidad de grupos y partidos políticos, sin réplica alguna por la otra parte, los españoles sigan en sus trece. Pero la juventud va cediento, a falta de referentes sólidos nacionales españoles. Donde el PSOE es el colmo de la ambigüedad con España y su identidad nacional diferenciada. Deberían  ser un 80% o un 85%, acaso el 90% de los españoles, pero esa "gota malaya" que Maragall reclama desde hace muchos años, cuando no era nadie sino sólo un ex-alcalde conspirando en el PSC para que los Capitanes, españolistas y charnegos de la calle Nicaragua, le nominansen candidato a la Generalidad de Cataluña, está dando sus frutos.

El miercoles 1 de diciembre pasado El Director de 'El Periódico de Catalunya', Antonio Franco, encribe un profundo artículo en su diario. De las pocas veces que A. Franco se enfrenta al catalanismo de izquierdas no independentista. Acusa a los no independentistas  de hacer constantes "guiños" a los independentistas y en convertir la opinión mayoritaria leal a España y contraria a la segregación, en una anécdota, dotando de carácter esencial y central en Catalunya  la posición separatista, que es aún minoritaria entre el pueblo: ERC. Asombroso resulta que la ciudadanía catalana  siga fiel a España, cuando en 25 años nadie en Cataluña, desde el catalanismo en las cúpulas de los partidos,  defiende honesta y públicamente a España.

Es cierto que no hay oposición al independentismo minoritario. En el Parlament tampoco hubo oposición de fondo y verdadera al pujolismo catalanista. Los líderes de CiU y PSC-ERC son intercambiables. Algunos del PSC con ERC, de igual manera. El mayoritario sentimiento de identidad española en la sociedad civil catalana, nadie lo  expresa políticamente, porque los líderes pertenecen todos  a una de las dos visiones culturales, lingüísticas  y nacionales que se dan en Cataluña. Si Catalunya fuese  "nacional" por lengua, cultura y sentimiento nacional, habrá que reconocer dos identidades nacionales en Cataluña, el bilingüísmo y el sentimiento español. La otra, la mayoritaria española, no tiene voz. El sentimiento español del pueblo catalán no halla reflejo en el Parlament de Catalunya. Ni en los medios. El predominio catalanista de la burguesía y en la clase política,  es axfisiante. Hay exclusión al castellanohablante y al español de sentimiento. El Parlament nunca los ha representado ni tenido en cuenta.

No necesita una gastar más neuronas: Me solidarizo con A. Oviedo,  que escribía el 3/12/04 en la prensa de la Ciudad Condal ('20 Minutos'): "Como catalán, la española es mi selección, y me siento contento cuando en ella participan muchos jugadores catalanes. No quiero jugar contra mis amigos mañicos, ni contra mi familia granaína ni contra mis compañeros de viaje galegos, quiero jugar con ellos, en el mismo equipo, en el equipo del país que compartimos. Por eso, y por otras razones, yo y muchos catalanes pensamos que cuando juega la selección española ya juega la selección catalana". Lo bueno si es breve, es dos veces bueno. Si no pensamos igual que A. Oviedo cinco millones de catalanes, sobre siete millones que somos de acuerdo con el Estatuto de Autonomía (aunque muchos sean nacidos u oriundos, de cualquier otra parte de España), es porque lo pensaremos así más de cinco millones. Donde A.Oviedo pone mañicos, granaínos, galegos, servidora podría y quisiera añadir: murcianicos, castellanos, canarios, gente de les Asturies, navarricos, valencianos, y así toda España.  Lo increíble es que en medio de tanta presión mediática y política contra la identidad nacional de España,  siga habiendo españoles en Cataluña, en el País Vasco y algunas otras tierras del Estado, que que defiendan su identidad nacional de españoles. En toda España, el 75%.

Si no fuese por la presión en contario durante dos generaciones, seríamos el 95%. Pero la "gota malaya" está dando sus frutos contra España. Van poco a poco, sin prisa, pero sin pausa.

Día de la Constitución, 6 diciembre de 204.

Eulàlia Ll. C.


04-12-2004

Catalunya, 29 de diciembre 04: traición absoluta, deslealtad total

David Moner, después de insultar todo cuanto le viene en gana a los españoles y a los partidos políticos nacionales democráticos, ("integristas", "fundamentalistas", "nacionalista" "centralistas", etcetera, los denomina y califica) desde la Unió de Federaciones Deportivas de Cataluña, UFEC, hace un llamamiento a las federaciones deportivas catalanas a luchar contra España y contra las federaciones españolas; a separarse de España. Y a manifestarse en la calle el 29 de diciembre de 2004. Independentismo, separatismo es eso. Y esa posición política independentista y separatista la defienden y sostienen hoy el quince, lo más el veinte por ciento de los catalanes de hoy.
 
El independentismo es minoritario en la sociedad civil. ¿Qué va a hacer ahora el poder constitucional, deportivo y político español? ¿Y el poder judicial? Deslealtad absoluta porque las Federaciones Territoriales se deben a la disciplina de las respectivas federaciones nacionales españolas. Son territoriales de la Española. Traición absoluta porque la Ley del Deporte español establece que únicamente las españolas tienen dimensión internacional, y la Carta Olímpica sólo reconce federaciones nacionales de Estado soberano. Cataluña, Galicia, Canarias, País Vasco, Andalucía... no lo son. Deslealtad total porque la Constitución española ha sido votada conjuntamente por todo el pueblo español, incluída Cataluña. Falta de respeto a ese setenta por ciento (70%) o más de los catalanes de hoy que descienden de Galicia, Andaluca, Murcia, Castilla-La Mancha, Aragón o Extremadura y se sienten profunda e integralmente españoles. Integralmente españoles en Cataluña. Y a los catalanes de siempre que quieren seguir siendo españoles, que los hay.
 
Me gustaría poder decir que contra 'Fresno', y frente al desafuero de la Catalana de Patinaje en la FIRS y la insensatez de Oliveras, Moner, ERC, y el separatismo en deporte, oponemos la Copa DAVIS de Moyà, y de Nadal, el público de Sevilla ayer (España, 2, EE UU, 0) el Viva Mallorca, el Viva Sevilla y el Viva España. El patriotismo español del Reino de Valencia, etc. Pero esto no es suficiente. La confrontación de gentes como Moner, Oliveras, Carod-Rovira, y el independentismo catalán, junto a la tibieza y el doble juego del PSC, es frontal, decidida, expresa y pública contra España. Hay que responder con todo el peso de la Ley. Con toda la fuerza del Estado; con todo el carácter del Estado de Derecho Constitucional que es España. Hay un desafío sin precedentes contra al orden constitucional y hay que afrontarlo. Nos guste o no. Por desagradable que sea. Por enojoso que nos parezca. Siempre que pensemos que la Constitución, el Estado de Derecho y España misma merecen seguir existiendo.
 
 L'Hospitalet de Llobregat, 4 de diciembre de 2004.
 
S. R.-V. A.


27-11-2004

La FIRS rechaza la admisión del patinaje catalán

Cataluña está de enhorabuena. Ha prevalecido el sentido común en la FIRS. Ahora toca demostrar que Carod-Rovira no es nadie,  ni representa el sentimiento del pueblo, que quiere los JJ OO para Madrid-2012. Madrid es amada por los buenos catalanes, que ademas nos sentimos plenemente españoles y dentro de la Unidad de la nacion constitucional. Firmeza, unidad frente a los separatismos, solidaridad entre territorios, Constitución y España: eso le pedimos a los politicvos que nos gobiernan.

Desde Catalunya se dice: Sí a Madrid-2012. Sí al Deporte español unido. No a Carod-Rovira y al independentismo. Sí a España.

S.R-V.A.


28-10-2004

Las Selecciones deportivas de las Autonomías,  y España.

No podemos confundir la "posibilidad" de hacer algo con la "obligación" de tener que hacerlo, ni tampoco con la "oportunidad" de que haya que llevarlo a término. Hay muchas cosas que "podríamos" hacer pero que nunca hacemos,  ni debemos. Entre los españoles existe  un cierto papanatismo, cierto aldeanismo, un seguro y vigente  "provincianismo" algo acomplejado y paleto,  respectode todo lo  que viene de fuera. Si la Federación Internacional de Patinaje (FIRS) reconoce en su seno a la Federción Catalana, tenindo ya dentro a la Federación Española, eso es malo, hay que intentar que no ocurra, pero no es el fin del mundo.
Hay otros remedios.
 
Quien decide qué equipos y selecciones envía fuera a competir internacionalmente  es el deporte español, las federaciones españolas, el CSD y en defitiva el Estado, España. Lo que ocurre es que a veces España tiene poca fe y confianza en sí misma,  en sus propias Normas y  en sus Leyes. ¿Vamos a asistir a un 'Catalunya' contra España (?), si lo prohibe la Ley del Deporte en España? ¿Es así como confiamos en las Cortes Generales y el Sistema Político español?
 
Pero sí que nos  conviene mucho estar alerta. Plantear crudamente los asuntos que afectan a España, no es exagerar; tampoco dramatizar. Por mucho que España esté cosida "con hilos invisibles", si hay quienes se dedican a cortar esos hilos, aunque sea a tientas, a ver si aciertan, de vez que cuando pueden cortar hilos importantes. Y causar daño a España. Este es el caso.
 
En AS se puede querer aparentar "tolerancia" y afirmar con Relaño (27-10-04) que "Si es sí" -a Cataluña en la Federación Internacional- "podrá participar con todos sus derechos en el mundial A". Relaño otorga así fuerza para legislar interiomente en España, para decidir asuntos de Politica deportiva interna española,  a la Federación Internacional de Patinaje (FIRS). Y no es eso. No contemplan en  AS la eventualidad de que el Estado Español prohiba, en uso legítimo de su soberanía y capacidad,  a una Autonomía o a todas,  participar en un mundial reservado desde el interior de España a la Selección Nacional española.
 
Tanta tolerancia mal entendida y comprensión a destiempo a veces pueda que no sean oportunas. Por mucho que esté cosida por hilos invisbles; a la mayoría de nuestros compatriotas les gusta de vez en cuando comprobar que el orden Constitucional es tangible, visible, real y eficaz. Operativo en fin.
 
Perdamos los españoles y las españolas de una vez entres nosotros   el  papanatismo frente al exterior, dejemos ese aldeanismo, y   "provincianismo" acomplejado,  respecto de todo lo  que viene de fuera,  y decidamos nosotros cumplir y hacer cumplir la Leyes, empezando en el Jefe del Estado, rey de España, siguiendo por todos los catalanes, y  hasta el último de los españoles.
 
Cornellá, 28/10/04
S.R-V.A.


04-03-2004

Ayer leí vuestro manifiesto en el diario El País, me gustaría adherirme a vosotros. Podéis contar conmigo y enviarme la información disponible. Gracias por vuestra actividad cívico-generosa para con todos.

Saludos cordiales, E. E.
Psicólogo Clínico


04-03-2004

Deseo colaborar en los próximas iniciativas en defensa de la libertad en Euskadi, de la unidad del pueblo de las nacionalidades y regiones de España y de la paz en el mundo. En esta casa somos dos las personas que queremos sumarnos.Díganme, por favor, qué es lo que tengo que hacer y donde debo enviar mi aportación.

Muchas gracias.

F. T. M y E. B. R.
Málaga

Esperamos sus noticias


04-03-2004

Queremos que conozcais esta nueva asociacion www.convive.net.

Hemos dedicado una pagina al tema de la agresion que sufrio una de vuestras compañeras en vitoria (Buscad en la seccion de noticias). Hemos usado alguna foto de vuestra web y os hemos linkado en la noticia.

Iniciativa Ciudadana CONVIVE - Apartado de Correos 411 - 50080 Zaragoza
Telf: 976 33 10 44
convive@convive.net
www.convive.net


04-03-2004

Noto un par de ausencias en el Manifiesto: la defensa del derecho de autodeterminación y el rechazo de la Ley de Partidos. ¿A qué se deben?

Rafael P. L.

NO A LA GUERRA - STOP THE WAR


04-03-2004

Estimados amigos: Os escribimos brevemente para notificaros que en los próximos días reproduciremos el manifiesto «No es cierto» en las páginas de La Insignia (www.lainsignia.org). Además, aprovecharemos la ocasión para incluir un enlace a Noescierto.net entre los recomentados quincenales de portada. Sólo os rogamos que, en lo sucesivo y siempre que sea posible, nos mantengáis informados de vuestras actividades. Tanto en el caso mencionado como en casos anteriores, la información nos ha llegado tarde y a través de otros medios, lo que naturalmente dificulta el trabajo periodístico hasta el extremo de no poder dar la cobertura necesaria –por el tiempo transcurrido– a cuestiones tan graves como la agresión a vuestra compañera Pascuala Gómez.

Un abrazo, Carlos M.
www.lainsignia.org


27-02-2004

He conocido por azar vuestra página web. Me ha sorprendido gratamente el contenido de vuestras metas y, más aún, vuestra defensa de España como unidad política. Echaba de menos un partido de clase, lejos de la acomplejada izquierda mediática española. ¡Salud y República!

Gerardo C.


27-02-2004

Estáis más colgaos que una guindola: Os invito a visitar Extremadura, donde el fascismo del PPP$oe es total. Y ni siquiera podemos hablarlo en los medios. Lo que ocurre en Euskadi no es nada para el acoso diario, la corrupción y el enchufismo de las mesnadas de ese subnormal llamado Rodríguez laguarra en lo que llaman Extremadura. El mismísimo Carlos Marx, al que adoráis, se pudriría de vergčenza ante tanta desfachatez, dando soporte a los nacionalismos más viles en vuestros medios, sobre todo al español, criminal, asesino, GALero, ese Fernando (Fernández) Savater, el teórico de esos crímenes de Estado, todo para comer merluza a sus anchas en el País Vasco.

No soy de ningún país, de ninguna nación que no sea la libertad, la honestiada, la paz real. No a ETA, pero también no A LA GUERRA de Asnal y sus acólitos, como casi todos esos firmantes de ese vergonzoso manifiesto que queréis publicar en ese panfleto de inetereses bartardos para el pueblo que se llama El País. ¡Oh!, cuánto me conmueve vuestra buena voluntad y mucha mala leche, estupidez o lo que fuere que no os hace distinguir el bosque de los árboles. La verdad es que a gente que hace campaña contra alguien como Arazallus y ninguna, con tanta virulencia, contra el gran facha de Asnal, pues eso. De lo que se trata es de que el republicanismo vaya abriendose camino, queridos camaradas. Y vosotrso sois un instrumento retrógrado para ello, una fuerza nazionalista española más, que como ETA, los nazionalismos diversos de rebote al español, merecéis mi más cordial repulsa, rechazo, en vuestras ideas y hechos, no de personas de buena fe y de tontos útiles en manos del buscador del Nobel de la Paz, seor Savater o como se llame el buen gustador de caballos.

Un pacifista, antifascista y ácrata que os quiere bien


20-02-04

Hola amigos: Os escribo esta carta para transmitiros mi solidaridad ante la agresión sufrida por vuestra compañera Pascuala. Yo soy un joven militante del PP que pertenece a los 200.000 exiliados de Euskadi. Desde nuestra profunda discrepancia en temas de política general, os agradezco vuestra defensa incodicional de la libertad ideológica en Euskadi. Vuestra lucha dignifica a la izquierda en general y al comunismo en particular. Gracias, gracias, muchas gracias. ¡¡Un millón de besos, Pascuala!!

Luis Miguel G. V.


18-02-2004

Hola: Llevo días ojeando vuestra página, y tengo que deciros que estoy de acuerdo con casi todo lo que defendeís y defiende vuestro partido, sobre todo admiro ese concepto de izquierda revolucionaria y patriota, y sobre todo una izquierda beligearnte con el terorismo y con el separatismo violento, no como izquierda unida, el psoe y otras organizaciones de izquierda y enemigas de España y tibias cuando no justificadoras de ese terrorismo. Lo único que he leido en vuestra página y discrepo es un resumen sobre la manifestación de San Sebastian contra el terrorismo y en el que cierto personajillo socialista se queja de la presencia de militantes de Falange Aunténtica y a los que vosotros describís como 6 personas, esta gente es militante de la izquierda falangista, demócrata y patriota, pero alejada de todo signo ultra o franquista, os pido que no juzgueís a todos los falangistas por igual ni metaís a todos en el mismo saco fascista, no todos son iguales, como gracias a vosotros yo he descubierto que no todos los comunistas son antiespañoles ni tibios con ETA, como es el caso de Izquierda Unida, os recomiendo que visiteís la página de la Falange Auténtica y comprobeis vostros mismos lo que yo os digo : www.falange-autentica.org, conocer y después juzgar, un saludo patriota y revolucionario y porque no exsite patria sin justicia social, luchemos todos por lo mismo.

Jose


13-02-2004

Buenas: Llego a esta página (uce.es) siguiendo un artículo de Raúl del Pozo, pensando que iba a encontrar algo distinto, pero no. En su lema reza "proletarios del mundo" pero por colaborar son 75,00 € mínimo, lo siento soy proletario y no me puedo permitir el lujo. "Actividades en construcción", bien, no hay un foro para poder contar esto y ahorrarme este emeil que nadie leerá y a nadie le importará (no puedo compartir opinión con otros visitantes de la web). Bueno, sigo mi paso por la web y todo muy bien, las bases muy parecidas a todas las páginas comunistas que conozco, todo muy utópico, muy bonito, muy barato, pero lo que importa que son las espectativas como partido con aspiraciones a formar o apoyar un gobierno, nada. Soy militante del PCE, voto a IU, lo mejor que podéis hacer es pedir el voto para izquierda unida, y una vez conseguidos los objetivos y representación necesaria para follarse al pp, pues empezar con las reivindicaciones y unificaciones, pero no intentar dividir los ya pocos votos comunistas.

Saludos


07-02-2004

Pascuala

Se les ve en todas las manifestaciones que celebra el ¡Basta ya! en San Sebastián agitando sus banderas republicanas. Son de la gente que contribuye a que en esas ocasiones el Bulevar donostiarra sea una explosión de colores y de alegría, una expresión auténtica y palpable del pluralismo que otros sólo saben invocar imponiendo una sola bandera, la demostración de un pensamiento que no es 'único' sino vario y que sabe demostrarlo en los fondos y las formas cuando defiende la democracia, o sea eso mismo: la pluralidad.

Son la gente de Unificación Comunista de España, un partido que posee la singularidad de decir no a la guerra y a ETA al mismo tiempo, de ser comunistas y estar en contra del plan Ibarretxe. Son los que reparten sin complejos por las calles de Euskadi 'De verdad', una publicación de izquierdas que hace lo que ha hecho siempre la mejor izquierda y la que es de verdad, no de boquilla ni de pacotilla ni de mentirijillas: estar con las víctimas del terror totalitario, con los amenazados y con los amordazados; con esos a los que se les quiere quitar la vida, la palabra, la ideología, la libertad o la dignidad.

Esa misma publicación estaba repartiendo Pascuala Gómez, una chica catalana de veintitrés años, cuando fue agredida en una calle de Vitoria. Ocurrió el miércoles y con ella se han solidarizado el PSE-EE y el PP. Yo me alegro de que una causa así haya unido a dos partidos que tienen el derecho moral a estar enfrentados en todo menos en eso. Pero de lo que más me alegro es de saber que el jueves, veinticuatro horas después de que le hincharan un ojo y le rompieran las gafas, Pascuala ya estuviera otra vez en las calles vitorianas repartiendo su periódico, con el ojo morado y una brecha en la sien.

En esta Euskadi de los silencios culpables y las miradas medrosillas, Pascuala es un símbolo de la resistencia al fascismo, una ráfaga de aire fresco, una simpática estatua viviente de la libertad. En medio de la confusión que hoy tiene en la cabeza tanta gente madurita, esta veinteañera tiene las ideas claras. Porque el amor a la libertad no es una cosa de edad ni de cultura ni de clase social. Hay albañiles que tienen las cosas más claras que muchos catedráticos. Hay gente joven que ha entendido muy bien que ser de izquierdas no es hablar todo el día de Franco y la Guerra Civil, que ya quedan muy lejos, sino del presente incómodo. Hay chicas eternas como ésta de las gafas rotas y el fajo de periódicos que desafían a los guerrilleros de Cristo Rey de ayer y de hoy.

El Correo del Pueblo Vasco - 9 de Febrero de 2002.
Iñaki Ezkerra