INICIO

DOCUMENTOS

ARTICULOS

ACTIVIDADES

CONTACTA

OPINIONES


Página de la plataforma "No es cierto". Si quieres recibir información, pincha <aquí> y envía un correo con el asunto: «suscribir».
Google


¿QUIERES ASOCIARTE A LA PLATAFORMA
"NO ES CIERTO"?

Rellena y envíanos el siguiente [formulario]

 

De Verdad 11-2007


Entrevista a Fernando Savater

“El psoe está cada vez
más hipotecado al nacionalismo”

«Hoy mucha gente está de acuerdo en que es absurdo que el 8%, que es peso de los nacionalistas en toda España, decidan la política que va a seguir todo el país»

  Fernando Savater
 

 

Fernando Savater no necesita presentación. Es uno de los portavoces de ¡Basta Ya! y de los promotores del nuevo partido, aunque el dice que “el partido no es suyo”, frente a titulares de prensa que hablan del partido de Savater.

Tan comprometido con la democracia y las libertades que las amenazas de ETA son “gajes del oficio”, oficio que le ha llevado ahora a promover un nuevo partido, aunque el es “un ciudadano” y no un “político”.
Hablando con él sorprende la naturalidad de las decisiones, ahora formar el nuevo partido, por la deriva nacionalista del PSOE, y porque tampoco se sienten representados por el PP. (...) Hablando de los ataques de todo tipo, que han empezado nada más anunciarlo, les quita importancia “en Basta Ya por cada cosa que hemos hecho hemos recibido palos de todos los lados”, y cuando le hablo de que la reforma que proponen es de hondo calado y que se van a enfrentar a los “poderes fácticos”, el quita hierro al asunto “nosotros proponemos unos cambios democráticos que todo el mundo quiere (...).

¿Cuáles son los principales motivos que os han llevado a tomar la decisión de formar este nuevo partido?
Principalmente nuestra insatisfacción ante la política actual del gobierno ante cuestiones esenciales como el terrorismo, la política territorial y por otra parte lo que nos parece la insuficiencia de la oposición, que aunque en alguno de estos temas tenga una política más razonable que el gobierno, sin embargo sigue sin aceptar el laicismo de una sociedad democrática, lo cual no nos parece aceptable tampoco. Creemos que hay mucha gente desencantada de ambos partidos, hay un espacio y la posibilidad de que se vote una opción diferente e incluso que vuelvan a ilusionarse con la política.

¿No hay posibilidad de que el PSOE llegue a una renovación?
Lo veo muy complicado, no veo síntomas, a lo mejor el resultado de estas elecciones le hace replantearse algunas cosas. Pero con los actuales dirigentes lo veo muy difícil. Habrá que esperar a un fracaso en toda regla en las generales para que se replanteen a la actual dirección.

¿Puede ser que la actual dirección fortalezca su relación con los nacionalistas?
Es casi inevitable, ayer (la noche electoral) era muy gracioso porque cuando se decía que el PP había perdido no sé donde, luego mirabas y resultaba que había perdido la mayoría, pero a lo que llamaban perder era que el PSOE daba por hecho que uniéndose con los nacionalistas o con otras fuerzas iba a poder superarle. El PSOE da por hecho que el triunfo para él pasa imprescindiblemente por apoyarse en grupos minoritario, que muchas veces son planteamientos, que los votantes directos del PSOE no lo hubieran apoyado de antemano. Esto cada vez es más grave, cada vez está más hipotecado al nacionalismo.

En los ejes que proponéis aparece el federalismo cerrado e igualitario frente al sistema de autonomías ¿qué ventajas tiene?
El federalismo cerrado terminaría con el interminable goteo de peticiones de los nacionalistas. La situación actual deja abierta la posibilidad de que se sigan haciendo nuevas concesiones, nuevas trasferencias, convirtiendo este proceso en interminable. La transición se convierte literalmente en inacabable. Con un federalismo cerrado quedarían fijadas las trasferencias y fijadas claramente las competencias del estado y de los gobiernos autónomos y se acabaría la permanente demanda de los nacionalistas de ir más allá.

Hoy las autonomías están gobernadas por una suerte de “burguesías burocráticas” una connivencia de la clase política, da lo mismo que sea PSOE, PP, CiU, PNV, con los poderes económicos locales. ¿Aquí va a haber una oposición tremenda al federalismo cerrado?
Sí, seguro que sí. Nosotros vamos a combatir el caciquismo, que es el verdadero nombre de los nacionalismos y regionalismos radicales, y tendremos en contra a todos los caciques y los “paniaguados”.

¿Qué no hará el PNV cuando se le quite el concierto económico?
No sé si el concierto habrá que quitarlo o discutirlo de nuevo, pero todas las “particularidades” creo que hay que discutirlas de nuevo, sin partir de que son derechos “divinos”. Todas las autonomías deben tener los mismos derechos y los mismos deberes.

¿Reforma electoral para que los nacionalistas no tengan el excesivo peso que ahora tienen?
Sí, hoy los nacionalistas, y que todos juntos suponen el 8 por ciento, deciden la política que va ha seguir todo el país, hay un rechazo general y una buena prueba es el resultado de las elecciones en Madrid, entre otras razones el resultado se debe a que aquí están refugiadas todas las personas que han venido huyendo de los nacionalismos excluyentes y de los regionalismos radicales. El rechazo a todo lo que huele a colusión con el nacionalismo es absoluto. Los resultados de Madrid explican también el peso que deberían tener los nacionalistas en la política general.

¿La ley electoral fue una concesión a los nacionalistas?
Fue una concesión, por supuesto, fruto de la operación de extraordinaria buena voluntad, casi ingenua que presidió la Transición Española, un movimiento de conciliación, de acercamiento incluso con quienes se ha demostrado que no perseguían una España más plural, más abierta, sino romper y aprovecharse para sacar ventajas y privilegios.

¿Cuál va a ser vuestra relación con Ciutadans?
Sabemos que vamos a estar juntos pero no la forma concreta. Vamos a aprovechar el apoyo de Ciutadans y ellos van a encontrar en nosotros una prolongación a escala nacional.

¿No sería bueno para empezar una coalición electoral de manera que pudiera ser apoyada por distintos colectivos, organizaciones cívicas, plataformas de vecinos etc.?
Podría ser, si dada la proximidad de las elecciones generales, no diera tiempo a formar un partido, es pensable, pero todo esto está por ver, por discutir cuál es la forma.

¿Los resultados electorales de Ciutadans en las municipales son un jarro de agua fría para el nuevo partido?
No, nadie creía en los resultados de las anteriores elecciones y ahora son fruto de varias cuestiones desde los ataques hasta el cerco mediático y las dificultades propias de que se está enfrentando a los poderes fácticos. Los resultados no los conozco en detalle, hay estudiarlos detenidamente pero en casi todas las ciudades grandes de Cataluña está rozando el 5%. Seguramente no son malos resultados además hay que tener paciencia y coraje para llevar las cosas adelante.

La propuesta que hacéis es de hondo calado y llevada a sus últimas consecuencias supondría todo un cambio de régimen.
No hay que exagerar, si que es verdad que las cosas cambiarían bastante si un partido como el que estamos pensando tuviera un gran apoyo ciudadano. Movería el tapete, pero huyamos de los grandes planteamientos, lo importante es profundizar la democracia que es lo que quiere una inmensa mayoría de la gente.

[Quiero opinar]