INICIO

DOCUMENTOS

ARTICULOS

ACTIVIDADES

CONTACTA

OPINIONES


Página de la plataforma "No es cierto". Si quieres recibir información, pincha <aquí> y envía un correo con el asunto: «suscribir».
Google


¿QUIERES ASOCIARTE A LA PLATAFORMA
"NO ES CIERTO"?

Rellena y envíanos el siguiente [formulario]

 

Valoración de las pasadas elecciones catalanas (noviembre 2006)

Acerca de los resultados electorales en Cataluña

Las elecciones catalanas del 1 de noviembre arrojan un resultado y unas perspectivas de enorme importancia. Junta a un aprimera valoración, os proponemos una serie de actividades para los próximos meses.

Las elecciones catalanas han puesto al descubierto varios factores de enomrme importancia.

En primer lugar, que el "partido más votado" es la abstención. Es decir, el rechazo de la gran mayoría de la población a la deriva nacionalista e identitaria del "cuatripartito" (el "tripartito" más CiU). Este rechazo no sólo se ve reflejado en la pérdida de cerca del 25% de los votos al PSC, el pilar del anterior y actual tripartito, así como de sus socios de ERC (con una pérdida similar), sino también por la pérdida de cerca de 90.000 votos de CiU, que sólo aumenta en nš de escaños gracias de la auténtica debacle electoral de sus "adversarios". En resumen, las fuerzas nacionalistas han perdido cerca de medio millón de votos en estas últimas elecciones respecto de las anteriores autonómicas.

Esto lo corrobora el hecho de que, sistemáticamente, el PSC-PSOE recibe el doble de votos en las elecciones generales, donde el gobierno de la nación se dirime frente al Partido Popular, que en las autonómicas, donde además de la ya mencionada subida de la abstención (el 45% del electorado con el voto en blanco). Sí a unas polítcas "mas sociales" que la derecha en España, pero no a una deriva nacionalista identitaria ajena al sentir y los intereses de los ciudadanos en Cataluña-

En segundo lugar, y junto con lo anterior, la irrpución de Ciutadans de Catalunya (Partido de la ciudadanía) con 90.000 votos y 3 diputados ha supuesto un auténtico terremoto político. Un triunfo "contra todo pronóstico" según la endogámica casta político-administrativa catalana y los medios de comunicación afines, incluidos algunos poderosos medios de comunicación de ámbito nacional. Un triunfo que evidencia que existe un enorme caudal en la sociedad catalana que hasta ahora no había encontrado ningún cauce de expresión política al margen y enfrentado a las estructuras político-mediáticas que asfixian a la sociedad catalana.

Este apoyo tiene algunas características importantes. Por una parte, no parte de ninguna declaración programática o de grandes intenciones de gobierno, o del apoyo a ningún dirigente carismático. Ciutadans ha basado su campaña en unos pocos ejes básicos pero ampliamente anhelados por los ciudadanso de Cataluña: Devolver la "ciudadanía", es decir el ejercicio de la actividad política, a los ciudadanos, defender la igualdad de derechos de todos los ciudadanos frente a la imposición identitaria de "ciudadanos de primera y de segunda", hacer de la defensa del bilingüismo realmente existente en Cataluña un caballo de batalla frente a la imposición (con prácticas mafiosas en la enseñanza, los comercios, la actividad económica y la relación con la administración). y "ganar la calle" para hacer un trabajo de propaganda electoral pegado a la gente, a los barrios y a sus problemas y exigencias. Su líder, además, es un joven abogado que no ha participado en política hasta ahora y de reciente integración en el movimiento de "Ciutadans".

En tercer lugar, los resultados electorales abren una situación nueva y contradictoria: las fuerzas del nacionalismo identitario han perdido medio millón de votos, pero seguirán gobernando. Los resultados han permitido al tripartito reeditar su anterior modelo de gobierno pero a costa de aumentar considerablemente su debilidad y de entregar a CiU, que ha aumentado el número de sus diputados a pesar de la pérdida de votos, una valiosa palanca políticade presión sobre el gobierno de Zapatero en el Parlamento nacional, lo que agudiza la debilidad del gobierno de la generalitat.

Por otra parte, el nuevo estatut de Cataluña, a pesar de contar con el apoyo mayoritario del Parlament anterior y haber sido aprobado por el parlamento español, lo ha sido sin el consenso que esperaban y, lo que es determinante, con el rechazo o la indiferencia de la inmensa mayoría de los ciudadanos catalanes. En definitiva, un Govern más débil para desarrollar un estauto desprestigiado en un camino de "construcicón nacional" que cosecha cada vez más rechazo (un rechazo cada vez más organizado) entre la población.

¿Qué hacer?

Para responder a esta pregunta, antes deberíamos responder a estas otras. De cómo lo hagamos dependerán los próximos pasos a seguir.

1.- La experiencia de Ciutadans-Ciudadanos, aunque genuinamente catalana, ¿es extensible a otros puntos de la geografía española, inlcuso a toda España? Es decir no sólo al País vasco, el ejemplo más cercano por diversos motivos, sino también a Andalucía, la Comunidad Valenciana, Galicia, etc.

2.- ¿Cuáles son las claves del amplio apoyo cosechado por Ciutadans en apenas seis meses? Valoramos principalmente la independencia económica y política, el trabajo directo entre la gente y reclamar su apoyo, el atreverse con audacia a llevar adelante un proyecto a pesar de las amenazas y de los ataques. ¿Podríamos valorar otros?

3.- Desde la plataforma "No es cierto" venimos apoyando a Ciutadans desde el absoluto respeto a su independencia prácticamente desde su gestación, de la misma forma que lo hemos hecho con las organizaciones del movimiento de rebelión democrática en el País vasco, como ¡Basta ya! o Foro Ermua. ¿Qué papel podemos jugar en la extensión de los movimientos de organización ciudadana de este tipo en toda España? ¿Cómo hacerlo?

En los próximos días intentaremos recabar la información de todos los socios, simpatizantes y amigos de la Plataforma para dar respuesta a estas preguntas y proponeros una serie de iniciativas, que ya estamos barajando, para los próximos meses.

Plataforma No es cierto

[Quiero opinar]